La gira de #AMLO y el liderazgo de #México.

Por Ángel Guerra Cabrera

La gira del presidente Andrés Manuel López Obrador por Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y Cuba ha reforzado su reconocido y prestigioso liderazgo en América Latina y el Caribe. Una armoniosa relación con el área centroamericana, y la defensa razonada y sentida de Cuba ante la política de asfixia económica de Estados Unidos(EU), redunda en el benéfico incremento de la cuota de independencia de México ante su poderoso vecino. En contraste con la postura de Washington, partidario de aplicar la fuerza frente a los conflictos sociales como la migración, el mandatario mexicano insistió en su enfoque de atenuar y, eventualmente, reducir considerablemente ese fenómeno, con instrumentos dirigidos  a atacar sus causas. 

En los cuatro países centroamericanos visitados se redoblarán, o iniciarán los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el futuro.  México suprimirá, además, los aranceles a productos  alimenticios de Belice. AMLO cuestionó que EU haya otorgado 40 mil millones en ayuda a Ucrania pero no cumpla su promesa de hace años de apoyo a Centroamérica.  Es obvia su afinidad con la presidenta Xiomara Castro, de Honduras, luchadora incansable por la democracia y el restablecimiento del proyecto de justicia social liquidados por el golpe de Estado contra su esposo Manuel Zelaya. Pero también lo es la voluntad política de estrechar relaciones con todos los gobiernos  de la región por encima de diferencias ideológicas, en un espíritu de unidad latinocaribeña y lo que llama “fraternidad universal”. En Cuba, donde fue recibido con el mayor cariño y honores y acogido por Raúl Castro en fraterna plática, AMLO reafirmó su total oposición al “perverso” bloqueo y, para subrayar su postura, fue firmado por las autoridades de salud de los dos países un convenio que permitirá formar especialistas  mexicanos en la isla y viceversa, así como llevar médicos cubanos a lugares de México donde faltan e introducir la muy exitosa vacuna isleña Abdala contra la covid, para aplicar en edades infantiles.   Esta gira se inscribe  en el valioso legado de la política exterior mexicana de no intervención, defensa de la soberanía y cooperación entre los pueblos, formulada y desarrollada principalmente desde la presidencia de Benito Juárez, pasando por la Revolución Mexicana y, sobre todo, el gobierno del general Lázaro Cárdenas. Las neoliberales fueron, en conjunto, los administraciones más entreguistas en la historia de México. El presidente mexicano no cesa de recordarlo en esa formidable escuela de formación política que son las mañaneras.

Tres años y un poco más de AMLO en la presidencia han dado un  enorme impulso a la recuperación y superación del mencionado legado. Cierto, indudablemente limitado por pesados lastres geopolíticos heredados del entreguismo neoliberal, muy difíciles de  sacudir por lo menos  a corto y mediano plazo. Sin embargo, acciones de esta presidencia contrabalancean esa limitación, añadiéndole importantes márgenes de negociación internacional. Señalaré algunas. Una de ellas,  la  resuelta operación de rescate de Evo Morales, marcó tempranamente el rumbo latinoamericanista que seguiría AMLO  y  salvó la vida a Evo, como él ha proclamado. A ello debe añadirse la revitalización de la estratégica Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños(CELAC) emprendida con éxito cuando el ente agonizaba y la categórica definición en la Reunión de Cancilleres celebrada en el Castillo de Chapultepec, donde expresó que nuestra América “debe mantener vivo el sueño de Bolívar y recrear su proyecto de unidad entre los pueblos de América Latina y el Caribe”. Estas actitudes -como la propia gira que comentamos- constituyen indudables actos de contención por México a la política injerencista de Washington, forjador a través de la OEA del golpe de Estado contra Morales.

En medio de una de las campañas mediáticas más feroces, no solo contra Cuba sino contra su presidente, este fraterno posicionamiento de su visitante mexicano cobra un valor incalculable: “Quiero expresar abiertamente mi gran satisfacción por constatar que Cuba tiene un extraordinario presidente, Miguel Díaz-Canel. Un hombre honesto, trabajador, humano, una muy buena persona, un buen servidor público y un buen ser humano y eso me dio mucho gusto”. Ante el planteamiento excluyente de Venezuela, Nicaragua y Cuba, AMLO ha planteado insistentemente que la próxima Cumbre de las Américas debe incluir a todos los países del hemisferio. Recientemente añadió que de no ser así México estará representado por su canciller Marcelo Ebrard y él no acudirá  Posición refrendada  por el mandatario boliviano Luis Arce, que fortalece aun más el liderazgo regional de su par mexicano.  Si EU escuchara a AMLO, que llama a iniciar una nueva etapa de diálogo en América sin hegemonías, y desistiera de organizar una cumbre excluyente, Biden daría un primer paso en la dirección correcta.

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2022/05/11/la-gira-de-amlo-y-el-liderazgo-de-mexico-por-angel-guerra-cabrera/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s