¿DONACIÓN, HIPOCRESÍA O MANIPULACIÓN PARA DESESTABILIZAR?

La imagen puede contener: texto que dice "¡ABAJO EL BLOQUEO! NO HAY PEOR SORDO... Dus"

Por: Javier López Fernández (opinión)

Cuando quieres ayudar de buena fe ejecutas la acción y punto. Colabora con amigos, hermanos o padres y jamás les dice “te estoy ayudando” por interés de tal o más cual razón. Las ayudas no llevan explicaciones innecesarias, ni presiones desmedidas, mucho menos si son desinteresadas y humanistas. Así nos enseñaron en la familia y en la escuela. A escala global Cuba ha sido solidaria infinidad de veces y nunca ha pasado facturas o impuesto condiciones por la asistencia. Entendemos que la solidaridad adquiere mayor valor si la erogación voluntaria del bien, insumo o finanza es altruista. Consideramos ahí la grandeza de la acción, de donde proviene el agradecimiento.
Por supuestas razones “humanitarias” hoy se monta un gran espectáculo mediático contra Cuba que va cobrando atención en las redes sociales y otros escenarios, amenazando en convertirse en centro de las hostilidades promovidas por la emigración reaccionaria y recalcitrante. Especialmente se avisora por encima de “la ayuda” que el propósito es generar inconformidad con los procedimientos que regularmente sigue el gobierno ante tales situaciones. Y todo para intentar quebrar la unidad con el pueblo, al grado de generar pérdida de confianza y desestabilización, a fin de subvertir el orden de las cosas. Prestados para el acto y connotar la situación —sin poner carácter o pautas razonables— alguna que otra institución eclesiástica y como siempre “un buen pastor”. El centro del show es una donación proveniente de la Florida, organizada desde mediados de mayo, motivada por la situación de la COVID 19 y que según los “samaritanos” está en algún puerto de Cuba.
El hecho es que otra vez el ataque será amplificado para intentar seguir desgastando. Luego, cualquier decisión que tome el país, como nación soberana y apegada al estado de derechos, será mal vista. No importarán las variantes utilizadas para resolver con delicadeza —más que para recibir la “empujada” donación— el entuerto que intentan aquellos de almas sombrías. Solo con saber quienes están detrás de la “encomiable gestión” es suficiente para tensar los músculos y una vez más propinar el duro golpe que merecen los personeros del odio. Si realmente les importara el pueblo de Cuba promoverían el levantamiento inmediato del genocida cerco de aniquilamiento que ellos mismos aclaman y azuzan, apoyan y legitimizan, incluyendo la descabellada idea de financiamientos para lanzar ojivas contra la isla, lugar donde viven sus propios familiares. Tamaño acto de hipocresía, por calificarlo con diplomacia.
Vuelve Cuba a tener la necesidad de hilar fino para resolver un asunto de ultramar, si se analiza la naturaleza, quitando tiempo y esfuerzo a lo urgente: la erradicación de la pandemia y la continuidad de lo cotidiano. Cualquier persona con niveles normales de razonamiento entiende qué se traen entre manos los organizadores de “la donación”, primero que todo, engañando lastimosamente a los donantes con el propósito de inyectar “odio en masa” contra el gobierno de Cuba. Así son y serán los de malas entrañas y oscuros propósitos, los hipócritas y manipuladores de la razón. Un detalle que no deben desconocer, en esta isla hay suficiente inteligencia para que este hecho sea una nueva derrota al sutil enemigo de dentro y al depravado hipócrita de afuera.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s